FIRMA CONVENIO EQUIPO ARGENTINO DE ANTROPOLOGÍA FORENSE CON GOBIERNO DEL ESTADO DE CHIHUAHUA

Trabajarán en identificación de restos óseos encontrados en Cuauhtémoc y otros municipios.

CHIHUAHUA, CHIH.- Con la firma del convenio celebrado entre el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) y el Gobierno del Estado de Chihuahua, para la identificación de restos óseos, se abrió una luz de esperanza para cientos de familias que desean encontrar a sus víctimas desaparecidas y tener la certeza científica de haberlas localizado.

“Durante todo el gobierno anterior, estuvimos suplicando que se hiciera el reconocimiento de esos restos. Le agradezco señor gobernador que a un mes de haber llegado al gobierno, esto se hace realidad, lo cual muestra la voluntad de apoyar a quienes viven esta angustia”, expresó Olaya Dozal, representante de las familias de las víctimas de desaparición.

En el evento, encabezado por el gobernador Javier Corral y que tuvo sede en el Teatro de Cámara del Centro Cultural San Antonio, la representante de las víctimas, agradeció al equipo de antropólogos argentinos, cada kilómetro recorrido, porque las familias, dijo, tienen años en espera de que sean reconocidos los restos: “Quisiéramos que no fueran de nuestros hijos, pero existen madres, padres, familiares, que esperan que llegue ese ser querido que se encuentra desaparecido”, señaló.

Olaya Dozal, añadió que en cada madre, hay una guerrera que ya no solo busca a su hijo, sino a todas las personas que están en la misma situación de desaparición.

En su mensaje, el gobernador Javier Corral expresó: “Vengo a dar un abrazo solidario a las familias y a asumir el deber legal de la responsabilidad, que como nuevas autoridades de Chihuahua tenemos, frente a una dramática realidad que enfrentamos”.

Destacó que a diferencia de lo que ocurrió en la administración anterior, ahora el Gobierno del Estado dejará trabajar al grupo de antropólogos forenses y se implementarán las acciones correspondientes, para que los informes se den a conocer de manera pública y que toda la sociedad esté enterada de los resultados.

Esta información, se dará a conocer, independientemente de lo que arrojen las investigaciones, en relación a las 527 carpetas que existen, de casos relacionados con Cuauhtémoc y su región. Porque desgraciadamente, dijo, hay profundos intereses y complicidades en este tema, que se desbaratarán poco a poco.

“Hemos iniciado una marcha por la verdad y la justicia en Chihuahua, que no sustituye la marcha de ustedes, sino que tuvo un nuevo banderazo el 4 de octubre, cuando terminó una noche oscura y una época de simulación, donde el pueblo de Chihuahua y sus defensores fueron perseguidos”, asentó.

El jefe del Ejecutivo apuntó que en los días más recientes, visitó la cruz de clavos, la placa en honor a Marisela Escobedo, el campo algodonero, y ahora está en Cuauhtémoc, que vergonzosamente ha sido llamada la capital nacional de la desaparición forzada. Y ante esto, dijo, no hubo una pizca de conciencia, ni el mínimo detalle de atención a la gente, durante el sexenio anterior.

Resaltó que la pasada administración, regateó apoyos económicos y desdeñó, descalificó y echó de las instalaciones policíacas, a quienes buscan a sus desaparecidos, a pesar de que el Centro de los Derechos Humanos de la Mujer, denunció que algo grave pasaba en esta zona del país, la desaparición de mil 500 personas en el estado de Chihuahua, de las cuales, 350 se registraron en Cuauhtémoc y su región.

Cabe señalar, que esta firma de convenio, tiene por objetivo específico, la colaboración para examinar la totalidad de los restos encontrados en los ranchos “Dolores”, “El Mortero” y en la brecha “El Porvenir”, de los municipios de Cuauhtémoc, Carichí y Cusihuiriachi respectivamente, y llevar a cabo el procesamiento de muestras óseas susceptibles de obtener el ADN.

Por parte del EAAF, la antropóloga e investigadora Mercedes Doretti, indicó que “fue el contacto con las familias lo que me hizo entender esta situación, una de las peores crueldades que se puede infringir a una familia”. 

La especialista, indicó que no es la primera vez que están en Chihuahua, puesto que vinieron en el año 2004, por solicitud de organizaciones de derecho humanistas, para trabajar en casos de feminicidio. Celebró que este convenio sea producto de la insistencia de las familias y de la voluntad del Gobierno del Estado, por lo cual, agradeció la confianza depositada en este equipo que empezará a trabajar lo antes posible, con absoluta transparencia.

Dio a conocer que este grupo se formó sin fines de lucro, e inició actividades en Argentina desde hace 30 años, aplicando las ciencias forenses en la búsqueda de sus propios desaparecidos, y paulatinamente, fueron requeridos por personas de otros países, por lo que se han dado a la tarea de trabajar en distintas naciones.

En el evento, se contó con la participación de Elías Humberto Pérez Holguín, presidente municipal de Cuauhtémoc y de Gabino Gómez Escárcega, representante del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres, A. C. (CEDEHM).

DEJA UN COMENTARIO