RECOMENDACIONES DE LA SECRETARÍA DE SALUD PARA UNA NAVIDAD SALUDABLE

Los excesos en comida y bebidas, durante la temporada navideña, tienen un mayor impacto negativo en las personas que viven con alguna enfermedad crónica no transmisible como la obesidad, diabetes, presión alta o dislipidemias.

CHIHUAHUA, CHIH.- Durante las fiestas decembrinas es muy común que se cometan excesos y descuidos que impactan directamente en nuestra salud, por esta situación, la Secretaría de Salud de Gobierno del Estado a través de la Subdirección de Promoción de la Salud hace un llamado a la población a tomar las previsiones para evitarlos.

Los excesos en comida y bebidas, durante la temporada navideña, tienen un mayor impacto negativo en las personas que viven con alguna enfermedad crónica no transmisible como la obesidad, diabetes, presión alta o dislipidemias (colesterol y triglicéridos altos en sangre), pues sus efectos son resentidos todo el año debido a una ingesta alta en grasa y azúcar, que se traduce en cifras altas de glucosa en sangre, hipertensión, niveles elevados de colesterol, así como de triglicéridos y sobre todo unos kilos extra en peso corporal, que son difíciles de perder a lo largo del año.

En estas fiestas navideñas, la gente que sigue un plan alimentario para reducción de peso o como tratamiento de alguna enfermedad suele abandonarlo, según estudios médicos que indican también, que al final de estas celebraciones el promedio de aumento de peso es aproximadamente de tres kilogramos.

El sobrepeso y la obesidad no solo afectan la estética, sino la salud en general, si se desea conservar un peso adecuado y la salud sin dejar de disfrutar los sabores de la época navideña, se recomienda hacer ejercicio diariamente y comer con moderación durante estas fechas.

Lo ideal es continuar con la actividad física habitual, tal vez adecuarla, es decir, si se acostumbra salir a caminar, recordar que en época de frío es muy frecuente adquirir infecciones respiratorias desde ligeras hasta severas, y mejor realizar una rutina de ejercicio en el interior de su domicilio. Una alternativa es el baile, pues no es necesario seguir una agenda determinada y hacerlo es suficiente para mantenernos físicamente activos.

Otros riesgos durante las fiestas son las intoxicaciones alimentarias por una inadecuada manipulación al preparar los alimentos o al no cuidar que los mismos sean de buena calidad. También se encuentran las alergias por alimentos,  pues al consumir ingredientes que normalmente no se ingieren en una dieta regular, se desencadenan reacciones en nuestro organismo de rechazo.

Desde luego, se debe considerar entre los riesgos, el estrés motivado por las compras navideñas o falta de recursos económicos, visitas inesperadas, disgustos familiares, entre otros.

A continuación se presentan algunos consejos para disfrutar al máximo la época navideña:

  • Aumente el consumo de verduras en ensaladas, sopas, guisos, guarniciones, entre otros.
  • Disfrute el sabor natural de las frutas en cocteles, aguas de fruta, combinadas con verdura en ensaladas; evite modificar su sabor endulzándolas o agregándoles otros condimentos.
  • Consuma postres y bebidas dulces moderadamente.
  • Prepare los ponches de fruta sin agregarles azúcar o piloncillo. Se ahorra cerca de 100 kcal por vaso.
  • Sustituya la crema de las ensaladas por yogurt natural bajo en grasa, se ahorra 80 kcal. por ración.
  • Recuerde moderar el consumo de alcohol, cada onza (30 ml.) contiene: de tequila 80 kcal, whisky 75 kcal, coñac 82 kcal, y vodka 70 kcal.
  • En las posadas actívese bailando, así disfrutará con familia y amigos.

El Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Salud le recomienda finalmente que no deje como propósito de Año Nuevo el cuidado de su salud, ¡comience ahora mismo!.

DEJA UN COMENTARIO